on 23 diciembre, 2005
Suite Habana*


En La Habana un hombre sube al avión que lo llevará lejos de su vida. Parado en la escalera, antes de entrar, se seca una lágrima con la mano y la mira durante un rato. Está llorando.







*si no la vieron todavía, veanla...
on 22 diciembre, 2005
oh shit.



en algún me ang(u)lifiqué, pero todavía no consigo descifrar cuándo.
Había una vez una ciudad donde la gente cuando estaba preocupada, o triste, agarraba y se tiraba al río con la bicicleta. Así como venían, zas, se acercaban a la orilla, y de cabeza. De rueda delantera mejor dicho. Es por eso que ahora vemos este muro que recorre todo el margen del río junto a la ciudad. No fue, como algunos teorizaron, para protegerse de los piratas; fue para dejar de perder habitantes.
Muchos llegaban al pueblo de enfrente y chorreaban todas las calles.

-Terrible...ni siquiera nos podemos morir diganmente!
-Luchemos hasta que caiga el muro!! -dijeron los ciudadanos.

y se mandaron a fabricar bicicletas rompemuros, que evolucionaron en lo que hoy conocemos como máquina demoledora.

Fin.

on 21 diciembre, 2005
cuando reinventarse o morir es la misma cosa


Una semilla necesita oscuridad para crecer. Así se hacen los robles. Un alma necesita oscuridad para crecer. A lo mejor las semillas se cagan en todo desde abajo de la tierra. Pero no creo.

Vine a dejar constancia de mi ahora. Cuando una muere, te cuento (aunque dudo que no lo hayas vivido alguna vez), pasan cosas y no pasa nada.
Una muere y entonces no hay necesidad de nada más que de silencio y sueño. Todo alrededor es confusión. No hay arriba y abajo. No hay izquierda y derecha, buenos y malos. No hay heroes.
No hay ilusión.
No-hay. La mente se esfuerza en encontrar qué es lo que no hay, el por qué no hay, dónde fue y de dónde había salido antes. Así es la mente, no tiene cura. Sólo se puede intentar que aprenda a
mantener silencio cuando está afónica de tanto gritar.

Antes de nacer una se dedica a dormir, escuchar música, mantener el calor corporal y el corazón limpio. Es difícil a veces, limitarse a eso y no querer salir corriendo antes de tiempo. Pero una sabe que nacer, se nace algún día, lo quiera o no.

Lo que queda de la mente antigua suelta algunas ideas, ata fuerte los recuerdos. Llora a veces, pero no sabe reir, todavía:

si realmente no tuviera miedo, estaría ahora mismo viajando por el mundo
te volviste a olvidar
te acordás?
estoy triste
por qué no me rio?
quiero llorar.
cómo voy a llorar?
otra vez ?
shhhh shhhh
yo, acá! che! eh! estoy acá!
shhhh!
putamadre, llueve de nuevo ahi
duele
shhhh callate carajo.
me quiero bajar
shhhh.

No te podés bajar, porque no te subiste. Ya no importa, a estas alturas. Cuando una se muere, o se da cuenta que es semilla, se queda quieta y espera.





________________


nuevo hilo musical de 22.1: Amos Lee, y Jack Johnson.