on 31 enero, 2005
que tristre todo



Una triste (hoy) Ute piensa que en algún lado tres tristes tigres comen trigo en un trigal*. Y eso es tristísimo.







* o lo que es lo mismo: tres tistres tirges comen tirgo en un tigral.









sponsored by



ImageShack.us

Fotos de : http://www.informatik.hu-berlin.de/~navarro/fotos.html



on 30 enero, 2005
Dígame como tengo que hacer. Le preguntó.

Es fácil, sólo déjese llevar.

Como, ¿así nomás?

Si. Déjese llevar y todo va a salir solo.

Bueno, ¿y qué me dijo que conseguía?

El olvido.

Cierto. (Bueno, está bien, le voy a hacer caso, total...) Y le hizo caso nomás por no llevar la contraria, porque estaba muy cansado y se sentía triste, y no tenía nada mejor que hacer.

Se metió entre la multitud del centro vestido con su bufanda y su abrigo descosido de lana, siempre despeinado, pensando en esas cosas de siempre. Los que venían detrás suyo empezaron a empujarlo. Poco a poco, según avanzaba, iban cayendo cosas. Atrás quedó la bufanda, atrás las zapatillas, el abrigo, la música que cantaba por lo bajo. Se le llenó el alma de humo de la ciudad. Y cuando llegó a la plaza central, con traje impecable y corbata, sus zapatos de piel, raya al medio, engominado hasta no reconocerse como había sido, se descubrió pensando que ya era invierno otra vez y que tenía que comprarse un coche nuevo, y un piso, y un reloj más adecuado a su nuevo status....

on 28 enero, 2005
¿vos de qué tenés miedo?*













*eso es lo que me preguntaron hoy. todavía estoy haciendo la lista para contestar.

on 25 enero, 2005
ÚLTIMA HORA



Según fuentes oficiales hace escasos minutos el conocido sistema de publicación gratuito Blogger ha conseguido frustrar los intentos del comité de redacción de v.o.s.e.

Al parecer el grupo desarmado pretendía editar un post de incalculables consecuencias a escala internacional, y Blogger actuó "con inmediatez y eficiencia" según Humberto Tiresio Malistides Lucian, miembro del equipo directivo de la empresa.



La portavoz oficial de v.o.s.e., de nombre Ute, ha comparecido públicamente en una rueda de prensa para aclarar que "la organización no tolerará más intervenciones de este tipo", y, en palabras textuales "mamá no me esperes para cenar que hoy llego tarde". La investigación apunta a un post de contenido indeseable según la norma I.S.O. FACTO de la Unión Europea, dentro del campo de la información confidencial. Por el momento las autoridades no se pronuncian al respecto.

Seguiremos informando.



Redacción-


on 23 enero, 2005
imagen*





es como pintar acuarelas en el suelo de la calle

cuando está nublado.

Como recoger piedras

y sacarlas de nuestros bolsillos tres metros más adelante.



(pero las acuarelas en el suelo son lindas...

qué tristeza que el agua y el viento las borren)



Tengo los pies helados

o los ojos helados.

Me siento enfrente de este charquito.

Nadie recuerda que antes

acá hubo una acuarela

(yo tampoco).



El sueño cae pesado sobre mis hombros

y me duermo.





*sin sentido, creo

en silencio



me despierto con frío a la mañana. y siento la presión de los miedos encima de mi pecho. me levanto, y sigue el frio hasta que me acuesto. con miedos. con los miedos que me regalaron cuando naci, y con el manual de instrucciones que dice cómo perderlos, que perdí. No derribo mis murallas interiores, no sea caso que entre el enemigo. qué enemigo?

no lo se, eso "dicen" los miedos.

Y tengo, también, miedo de perderme adentro mío, tan vacía de nada que me siento. solo nada, y solo frio. las pequeñas distracciones de mi vida, no son vida, igual que este momento. no sé por qué, no se como. pero sigue el miedo que quiero romper, perder, tirar, hacer desaparecer y transformar en algo bueno. En algo que no sean miedos a la mañana, en algo que no sea frio. En un mundo propio y cálido, un algo que justifique la falta de justificación de todo esto. Y me pierdo, y me adentro cada vez más en mi misma. Ya no veo el faro, de tan ir con los ojos cerrados.

on 21 enero, 2005
día soleado de invierno



post reciclado * -y ortográficamente incorrecto. porque sí-



Cuando era niña (más) vivía sin pasado, porque no tenía. Vivía el presente. Pocas veces me cuestioné el futuro, y cuando lo hice y empecé a pensar en eso, me volvi mayor.

Cuando era chiquitita (más) vivía el momento. Sabía sin saber que sabia. Creía en la gente buena (también en la "mala"), creía que los secretos podían contarse, que la sonrisa de mis padres era el regalo más lindo del mundo, así como los globos de cumpleaños y mi hermana.Si, mi hermana! Mis abuelos. Y mi osito de peluche. Y más. Sin orden de preferencia. Tantas cosas...Cuando era pequeñita creía. Creía en los cuentos.

Creía que los grandes eran divertidos, que escaparse a la hora de la siesta era normal, y que papá noel hacía sonar los cascabeles en el patio. No recuerdo qué soñaba, ni si soñaba con algo, salvo cuando tenía fiebre, que siempre veía un globo rosa, viajando con lentitud a través de un cielo azul celeste, para terminar en una masa marron, pesada, aterrorizante.

Pero era feliz, sin pasado ni futuro. Las tristezas, duraban lo que tienen que durar. Jugaba con los bichitos, me tomaba el suero fisiológico y masticaba las aspirinas infantiles -seh, pero cada tanto eh-. Y la cuidaba a mi hermana. Y la hacia enojar. Y los chicles eran lujos de fin de semana, leer un logro, andar en bicicleta y conversar alguna vez con el viejito vecino. Jugar. Vivir. Con eso me bastaba.



Ahora que soy grande me mareo con trabajos, con horarios y trámites, con discusiones estupidas, reclamos, vueltas, rebusques.

Alucinaciones egocentricas y no presentes. Vivo en pasado o en futuro, cuando en realidad, todo es presente. Cuando llegue el futuro, dentro de unas milesimas de segundo o unos años, cuando haya terminado de escribir esto, va a seguir siendo presente, eternamente.

Y lo demás, no existe. Sí, tengo pasado: las experiencias que guardo hace años, algunas llenas de polvo, otras relucientes que limpio a diario, sirvieron para aprender. Pero ya no más. No se aprende en pasado. Se aprende en presente. Así que hago limpieza. En presente, no en futuro. También haré limpieza de futuros, para que no lleguen antes de tiempo y me llenen de cosas el hoy.







pd: un amigo dijo la otra vez que los adultos son los únicos culpables de tener cara de amargados (muchos). Quien conserva siempre algún resto de inocencia, de niñez, lo lleva en la mirada y en la sonrisa (en todo el cuerpo, en realidad). Toda la vida.





* nota mental: no hacer tratos con bloggers. (ejem)

on 15 enero, 2005
baleful*



soy un alma

metida en un cuerpo

ojos insondables



hay un alma

nadie sabe...

nadie sabe

ni yo

y atrás esa mirada

de todo

lo que no conozco.

Me espera

sale, se guarda

no conozco



esa parte que es

duerme

esa parte que conoce

está

atrás de mis ojos

y no la conozco

y no la conoce

nadie



me miro al espejo

no se

no se qué ni por qué

me miro a los ojos

hasta ser una desconocida

que no conoce su cuerpo

ni siquiera



una marca señala el problema de ver

otra, pequeña, el problema de oir

y el gran problema de hablar(me).

sobre mis espaldas la marca de un mundo

que no debería pesar tanto

y un mundo azul

al lado

que indica que sí:

hay posibilidades de aliviar la carga

de tirar a la mierda la anestesia.



es lo que pienso hacer



es la guerra

por desgracia

es la guerra contra mi

el intento de juntar

todas las piezas

ya sin la esperanza de que encajen

sólo juntarlas

y los golpes de viento las separan.



energia de carga

energia de mundo

para que no se separen todas las piezas

para soltar, una a una,

cada marca

de mundo

y encontrarme



(una marca en el brazo

para no olvidar

que hay más brazos)




en la pupila puedo ver como sí,

como soy el universo

y como lo tiro a tierra cada día

con mi.



tomo conciencia

y me hundo

tomo conciencia

y floto

y me hundo

y vivo

y me alejo



no voy a aceptar mas anestesia

no me van a sedar como a tantos

no me voy a sumergir en el barril de olvido

de mi misma

ni de los demás



no va más.





*bareful. Recordatorio a mi.

on 14 enero, 2005
trenes



vi muchas cosas. vi un tren negro, cargado de oscuridad.

y vi un tren cargado de gente que miraba al suelo.

No era el mío.

Olía el perfume de mi abuela.

Y me subí a uno en el que todo el mundo

estaba en otra parte.

Yo estaba, pero de a ratos.

Sólo a ratos.





y quise escribirlo.



on 12 enero, 2005






shhhh...
hay alguien durmiendo en la otra punta del mundo
pd:...el mundo no tiene puntas!
pd2: igual, cuidado que se van a despertar, y ahí sí se arma.








hoy



El tiempo se alarga, se estira, se desarma, se invade a sí mismo, pero sin entrar en guerra. Y así, las acciones cotidianas, las pequeñas cosas, se hacen eternas.

Lleva más tiempo levantarse, y nos encontramos con que se nos fue el tren y ya empezó la clase, y ya total, podemos seguir con nuestro ritual de encontrar la ropa entre el quilombo que no tiene ganas de ser ordenado (no durará mucho); y el rincón del baño donde se guarda la pasta de dientes no se explica la demora inordenada. Se desfasan los orarios, pierden las haches, llegamos en el momento adecuado al lugar correcto -qué fea palabra-, imprecisamente porque no seguimos el dictado del reloj. Pero tenemos fe (o nos importa un carajo) que lo que quiera que sea, sea cuando lleguemos.

Es más, nos atrevimos a cambiar de hora como quien da media vuelta en la cama, un segundito más, hoy que estoy tan cansada...pero no tengo que quedarme dormida.

Y de pronto es de noche. Y vuelven a volar las actividades cotidianas, y el tiempo no es tiempo -nadie sabe si soñó-, y nadie se explica por qué ahora las duchas y las comidas duran hora y media, si antes...nadie, tampoco, recuerda el antes. Para qué, si el ahora, desde ya, se volvió eterno.





on 11 enero, 2005
"which allows each school to plan and provide a programme apropriate to the needs of its pupils" the pencil is on the table. Dejó de trabajar, se frotó los ojos. estaba agotado. miró la hora en el reloj de la pared. las dos y pico ya. es tarde. en la casa sólo la pequeña luz de donde estaba permanecía encendida. afuera soplaba un viento quedo, de los que soplan cada tanto en las noches inquietas, como sin ganas pero fuerte.

fue a la cocina. tomó agua.abrió la nevera y la volvió a cerrar.

regresó a su habitación y se tiró en la cama

llevaba unos minutos en ese estado de semisueño especial, cuando se empezó a oir la melodía. era profunda, sentida, y transportaba.

se encontró en la calle de repente.

y delante suyo esos ojos. sólo ojos.

lo miraban.

notaba el frío del suelo en sus pies descalzos.

preguntó en silencio.

obtuvo respuesta.

la música, seguía sonando. cada vez más cerca, cada vez más interior.

hasta que salía de su pecho

cada una de las notas de ese blues salia de dentro suyo.

un dos, el ritmo, la voz

de quién era esa voz?

era una voz realmente?

no, era sólo el.

y sintió un tibio escalofrío repentino. una cosa que le desgarró el estomago de un lado a otro. flash. lo atravesó, sin dolor, lo sentía.

luego el sonido interrumpió el blues

como un zumbido rápido, muy rápido, de algo que pasaba entre sus dos oídos, entre su cerebro

zhum. milésimas de segundo

pero pasó

qué fue eso?

no pudo seguir haciendose preguntas

pudo ver en su estomago una abertura brillante

una línea con luz

y la música salía de ahí, salía de él

de todas partes

entonces pasó

empezó a desarmarse, a deshacerse

mientras se rearmaba

sin pausa, sin demora

sin tiempo

se extendía y se extendía

se fundía con su entorno

era arboles y pavimento

era cables de la luz del teléfono

era el pelo de una señora que pasaba por ahí

y un perro y el pasto que pisaba

el gato y la farola de la luz

era cielo y tejas y alambrados

luz, eso: era luz

dejó de sentir y de pensar en su trabajo

en su casa, en sus amigos

dejó de ser él y fue un blues

a media noche.





*no den de comer a los posts.

no me responsabilizo de ellos** ni de su contenido. si les muerden, culpa de ustedes.

** por lo menos hasta que deje de estar enfermedada.

on 06 enero, 2005


A veces me olvido de que el mundo es como es, y no como 'debería ser'.





on 03 enero, 2005
sensación de unos segundos en la tarde



y se debilita mi alma

y empiezan a temblar las copas en la vitrina de vidrio

caen al suelo

en pedazos

y estalla el terremoto en mil segundos

dentro mio

y no soy quién

y no tengo qué

ni cómo

y se siente la presión sobre los hombros

no se respira más que lo indispensable

todo polvo, todo roto

todo era

toda yo

y ya no de nuevo

otra reconstrucción, otra caída

otro temblor

y yo de nuevo

siempre yo de entre las ruinas

con el ego, por desgracia, intacto

-aunque no tanto, cada tanto-

y otra otra y otra vez más

temblor que sale de dentro y vuelve hacia afuera

y retorna

y tiembla

y me apago de a poquito, cada vez un poco más

cada vez un poco menos



sigo siendo



porque el sol se filtra entre las ruinas

despues del terremoto.