on 27 diciembre, 2004
no se si me entiendo





Creo que nos estamos escribiendo todo. Me da esa impresion. Entro a un blog: una idea nueva. Entro a otro: ahi esta escrito eso que nadie habia pensado antes, o lo parece. Y así. Entonces se me ocurre que como sigamos, ya dentro de un tiempo nos vamos a terminar lo que tenemos por escribir -a saber qué pasa luego- o al revés, lo que escribimos nos va a teminar a nosotros, y al final todo se podría volver una tremenda página en blanco, sin humanos, sin todo lo que ya fue escrito, dicho y reescrito sin saberlo, una y otra vez, una y otra vez, para comenzar de nuevo cuando a alguien se le ocurra volver a decir lo que nadie recuerda que fue dicho.

on 24 diciembre, 2004
-che, todo mal anoche.

-por?

-no se?

-?

-no se que pasó pero?



ayer fue un día complicado. podría decir que fue un día muy malo. sellado a las 4am (de hoy) de la peor manera. la indiferencia es algo terrible. pero no sé si estoy en lo cierto. todo lo que me rodeó en el transcurso de las horas me trató muy bien. mi entorno inmediato me brindó su mejor sonrisa, por lo menos mientras se vió el sol. estuve en una feria, la gente me trató bien, inclusive sin hablarme, miradas. estuve también en un parque. escribí un poema con destino, eso es bueno. los parques siempre me sostuvieron y me sostienen todavía cuando me estoy por caer. los parques son muletas para mi ánimo. creo que sin ellos caería en poco tiempo en temibles penumbras propias, caería en oscuros pozos indefinidos. la luz, el tiempo, el horizonte, el cielo dibujado de trazos coloreados, el río, el césped, los árboles, la posibilidad de quedarme, el contacto con el resto, con todo, es lo que me ayuda a sostenerme una vez más. observo un rato todo lo que hay, o una parte (pero que es infinita), y me sitúo. y cuando me sitúo me relajo. estoy.

después una cabina telefónica y una llamada perdida, pero junto (medianera de por medio) a mi antigua escuela primaria. una trasgresión al tiempo. una burla al débil presente. no encontré otro telecentro, fue inevitable. además quería saber que resultaba de esa extraña disposición de mis sensaciones; como una improvisada combinación de extraños compuestos en una mezcla de alquimista trasnochado.

y vuelvo a mi casa, ni sé que hora es pero todavía es de día. voy a conectarme al msn, quizás allí?

si.

pero no.

y una nueva llamada, ésta sí. te llamé che, no sé?

esta noche se verá. ahora me hago unos mates y me tiro a leer. creo que no tomo ni un mate, y ni abro el libro. pongo a aute y silvio rodriguez y me tiro en el colchón sin sábanas y me duermo, mal. o bien, no sé. me despierto de noche y no me muevo, creo que es mejor quedarme quieto. ideo un regalo que incluye el poema del parque. lo releo, puede servir, sirve. pero mañana. después de esta noche.

me llaman para comer. voy. como. poco.

me llaman para salir. me voy a dormir (de nuevo con aute y silvio, y no sé si me está haciendo bien). me despierto a tiempo, las doce y diez. me visto. salgo. me doy cuenta que no sé donde queda el bar donde nos encontramos (fui una sola vez y no presté atención, siempre lo mismo). bueno, la intuición hará lo suyo. llego. y temprano. me voy, si me quedo a esperar me muero. camino tres cuadras hasta bv oroño me siento en un banco me levanto y vuelvo. llego. ya llegaron dos. y que dos! una mano amistosa, un beso? aparento jocosidad pero en seguida dejo eso de lado y digo que día más raro, y después, que día de mierda. pero no, no sé. raro está bien. bueno, hoy tengo mucho sueño, me excuso por si quiero volver temprano, por si no da más, por si está todo mal... bueno, vamos a tomar una cerveza. ah, quién falta?, bueno, las esperamos. che, pidamos, una cerveza, dos cervezas, tres cervezas?y ahora estoy borracho jajaja. que bien, me siento bien jajaja. vamos a otro bar que queda por acá cerca a menos de diez cuadras, bueno vamos. y acá es donde se define todo, donde todo empieza por fin a desmoronarse. el bar está vacío y ya es tarde, claro, es jueves. y mañana es navidad, que se yo, no tiene sentido pero no importa. y es así, tengo que asumirlo alguna vez. hoy no puedo ignorarlo. la indiferencia es algo terrible. me voy a dormir, esto no va. y me vuelvo caminando muy despacio. muy despacio, y solo. muy despacio mirando alternativamente las estrellas tantas y tan lejanas y tan ahí tan lejos y dispersas y la vereda de baldosas descolocadas también tan ahí, tan presente. llego. me tiro en el colchón todavía sin sábanas y me duermo de día. como siempre.

on 23 diciembre, 2004
post sin post



Sensaciones /recuerdos -lista incompleta-



1



El sueño llega lentamente mientras, sentada en el tren que me lleva a mi segundo hogar, intento aprender braille

a. b. c...es lindo ver con los sentidos no visuales. Me encuentro a mí misma en el medio de un entorno que está pero no está, borrado al cerrar los ojos. Y un círculo violeta delante mio ¿Qué sera? No suelo pasar por esa parte de mí, la que está del otro lado de la vista. Toco los puntitos de papel, encuentro mis manos. Leo con los dedos. d e f g h... Por la ventana discurre un paisaje de montañas mientras duermo como se duerme en los trenes, sinquerer, sin darme cuenta. Huele a tren, como siempre.

Casi me paso de parada.



2



La textura de la ropa de algodón, sabanas viejas de la abuela, la frazada suave que me gusta.



3



Mi pelo. El pelo de mi hermano. Mis manos. La bufanda amarilla de la bisabuela. // Mis ojos./Los ojos de la gente





4 Olores



Café por la mañana, mate cocido, vapor de ducha flotando en el baño, olor a neumáticos nuevos, mi perro, yo misma, mi perfume propio imperfumado. Mi nada -nada mio, de todo esto-. Olor a almohada. Olor a lluvia en la ciudad, olor a tierra mojada, a bosque después del agua. Olor a praliné por la calle a la tarde, en el barrio gótico. Olor a té de jengibre. Incienso. Sándalo. Olor de librería vieja, sólo muy a veces.



5 Sentidos



Aeropuerto. Viajar en avión. Hacer las maletas. Árbol. Cielo. Un bichito verde. Un abrazo. Hojas. Tren en movimiento hacia casa. Sueño sin sueño (y pasas con chocolate) -sabores: tantos; no figuran.-





Ya es algo tangible de lo que se puede querer en este mundo.

"recicleishon" de cicleta, bi cicleta



¿Qué es la magia? ¿Es un acto de fe?

¿En quien? ¿En uno mismo?

¿O en todo mismo?

Magia es creer que nada es imposible. O mejor dicho, saberlo.

Hay un tipo especial de magia: abrir los ojos a la mañana y que siga brillando el sol, y tener el privilegio de ver un cachito de cielo azul a través de ese agujero de la persiana, en esta ciudad.



Magia es música, es freddie mercury, es jazz, es georgia on my mind y los beatles,

es blues. Es bach y mil mas, es algo indescriptible.



Magia son mis manos cuando las miro. También las tuyas.



Magia es hablar con las nubes. Cuando ellas quieren.

Recibir sus consejos, sus advertencias (sus sonrisas).

Magia es sonreír, y hacer volar de un soplo

todas las semillitas de un álamo en la palma de tu mano.

Magia es soñar que charlas con alguien,

es abrazar a tu hermana, cantar a dúo una canción malísima y disfrutar

como si fueramos la elite de la opera. Ja!

Magia es sonreirle a un desconocido,

pasear por la calle cuando llueve, y oir el viento.



Y magia, también, sos vos,

somos todos nosotros que vivimos

después de tantas casualidades,

y después de nosotros.



Magia.

resultante

on 19 diciembre, 2004
el aire que me rodea se ahueca con mi figura; el césped se aplasta bajo mi peso; mi sombra se dibuja en el césped; la luz se refleja, ¿en mi piel?... quizás sólo soy consecuencia de una casualidad. quizás sólo soy infinitos hechos sin causa, inconexos y simultáneos, que simulan mi persona ante el resto.

algún paso es algún eco.

quizás no soy. sólo soy un producto-vacío resultante de fenómenos que quizás dejen de coordinar? y entonces?





on 14 diciembre, 2004
a veces



Siento que

me desarmo

me rompo

me agoto. Me quedo sin energía.

Se escapa,

lo siento.

Y un cúmulo no vacío, de miedos,

llena su ausencia.

Por eso siento que

me vacío

y me rompo

y me duele la garganta.

Aunque me pueda doler todo,

aunque no me duela nada

Y el estómago.

Vacío.

Y creía que no podía sentir nada.

on 11 diciembre, 2004
v.o.s.e. productions presents:



Señoras y señores, Ute está en pause pero v.o.s.e. tiene nuevo colaborador: mi amigo El Hacedor. Los dejo con él.





" El fin



el inmenso calor comienza a derretir los templetes más antiguos construídos de la piedra más antigua, y el profanado patrimonio cultural se deshace al desaparecer el último hombre capaz de clasificar las piedras.

la pequeña libélula cae sin alas y sin vida al suelo luego de poblar esta tierra fecunda durante un tiempo tan extenso que nadie logra imaginarlo. nadie logra imaginarlo porque ha desaparecido el último hombre capaz de hacerlo.

y el horizonte se desdibuja en una atroz inundación de luz ajena al espacio y a la materia que parece licuarse en fosforecencias etéreas. pero nadie puede saberlo, pues la muerte blanca ha matado al último hombre capaz de hacerlo.

el amor ha desaparecido. el amor ya no existe en este universo absurdo y atroz, que muere también al morir el último hombre capaz de vivir. pues existe un sol que da vida y da muerte en un planeta que ha vivido y que muere."



El Hacedor





on 07 diciembre, 2004
cómo explicarte



no siento más que nada, o algo así.

No siento casi nada y no sé como pasó,

como se hace.

Como se consigue un sueño de papel y madera de colores.

No sé

como se accede al registro de esperanzas.

Ni si mi cuerpo volará algún día.



No sé por qué los porqués

ni cuando los todos

ni quienes son ellos, los de afuera de mi pequeño mundo,

¿quién es el resto, si soy yo tambien?

¿quién existiría conmigo?



Y sobre todo

no se

cuándo se va a hacer de día

en esta amenaza de amaneceres

que pasan de largo.



No se cuanto falta, ni si falta algo.

Ojalá me dijeran

fijate, se hizo de dia.

Más que nada porque una se acostumbra a la oscuridad

y podría quedarme dormida.

Hace tanto que es de noche...

No debería...



Me cansé de existencialismos. Son las 3 de la mañana. A lo lejos parpadean las luces blancas de navidad que un vecino colgó en su terraza. Está nublado y hay viento. En la luz de la calle vacía se ven caer algunas gotas. Y es hermoso, hasta que pienso que es hermoso. Dije basta de existencialismos. Por un momento mi mente no ocupa el silencio, y hace frío, y no se si estoy cansada o aburrida, o me duele el alma. Estoy desorientada. Me siento sola y escribo sobre el colchón en lo primero que encuentro a mano. Afuera se oye la ciudad (afuera de esta burbuja que me aisla, afuera de esto que no lleva a ninguna parte, mientras pasan tantas cosas). Esas ganas de querer salir de esto, de no jugar más, de que pase algo que rompa la inercia. De despertarme. Como si de verdad existiera un universo que no fueramos nosotros.

on 01 diciembre, 2004
ns/nc



No importa que sea tarde o temprano

si en las cúpulas altas del abismo

logramos ver una luz

que no se llame esperanza. No importa.




O que las águilas vengan y vuelen

y esperen que prendamos un incienso

en espera de la espera, no.




Porque todo, todo esto es otra cosa,

"no es lo que parece", y no, no lo es,

es mejor y peor que eso

es algo abrupto, sumido en especies,

en posibilidades infinitas

de conjunción de posibles.








(Que un día te venga la vida

y te haga sentir esto

es una especie de alivio

que me encontré descansando despierta

y recibí la lluvia

y recibí a mi voz

que hacía tiempo me esperaba.)



(Sept. 2004)