Un día cualquiera

on 31 julio, 2004
Te levantás una mañana, te sentás en la cama, ves el amanecer (qué hermoso).

Qué hermoso. ¡PLAF! Y de golpe, una bofetada tremenda, salida de quién sabe dónde. Te empieza a doler el dolor ajeno, un poco más arriba te duele la esperanza, y donde no sabías que existía te duele el egoísmo.


Un cosquilleo inquietante te va subiendo por la espalda y te mareas de la tristeza. Ahí no hay amor. Ves que lo que vemos, lo poquísimo que vemos, es un ensayo de lo que podría haber sido, lo que no quisimos aceptar. "Protección feliz durante 30 días gratis". Se te terminaron los 30 dí­as, a joderse. Las dosis de felicidad que venden no están a tu alcance. Te enfermás de mundo, se te cae encima y te deja en cama mientras te aplasta. Los que tienen suerte se hunden tanto en la cama por tan tremendo peso que acaban haciendo un agujero y se escapan por abajo, en silencio. Y en silencio también, se ponen atrás del mundo, y le tapan los ojos jugando. Ahí, donde empieza el juego silencioso, está la medicina.

Reciclaje mental II y medio

on 29 julio, 2004
Siguiendo con el reciclaje, catarsis de cuando los estados unidos atacaron irak, mezclado con otras cosas que hicieron que saliera esto (no está terminado, no pude). Si están deprimidos no lo lean.

Premonición oscura de miedo y exilio

En las sombras de un parque rojo
agonizan desnudos los sueños de los niños
vivos aún
con la guerra entre la carne,
desangrándose.

Él está ahí , sentado en la arena,
abrazado a su madre muerta.
El sol se pone en el horizonte
para siempre
llora siglos de horror
en su memoria.


ya vienen hijo no llores que mamá está acá
te quiero no te olvides pensá en mi cuando estés triste
sé libre, sé fuerte
aunque te esperen para luchar no dejes que lo hagan de nuevo
ahora no digas nada pensá en tu padre
ya llegan no salgas corriendo quedate acá conmigo
tranquilo mi vida, esto va a pasar rápido no llores


Y luego sus voces

No te preocupes, total se van todos a la mierda,
el mundo es así, hermano, no te hagas problema,
tu vieja también va para allá
pero no pasa nada
venimos a traer la paz con claveles de hierro sobre el hombro.


Despierta

Entonces los ve venir


Los autores de un sufragio sanguinario,
hombres sombríos que no saben
que el agua es para beber
y no para ahogar a los muertos

Se acercan

Pobre nene, perdió a sus papás,
dicen ahora
y lo recogen,
y sonríen a las cámaras de televisión
-aunque esto nunca llegará a emitirse-.
Nosotros lo curamos,
nosotros somos buenos
Y lo llevan a un hospital
mientras matan a millones y millones de hambres.

Él pega un grito
de espanto,
de dolor propio y ajeno
que rasguña su garganta:

Mataron a mi padre,
mataron a mi madre, golpearon
Asesinaron
me mataron la vida
cabrones
¿ahora me quieren cuidar?

Y duele tanto la libertad reprimida
que gritan sus ojos porque su boca no puede

A los hijos de los pobres
pisoteados en la miseria
les avisan
a los incautos, dicen,
que no muestren que saben lo que pasa.

Recuerda el cine mudo
mientras lloraba en la cama

la luz apagada, el terror rompiendo la puerta,
su padre de rodillas, el tiro en la nuca,
el frío colegio sin cristales, sin marcas
sin huellas de la noche;
su boca y el sabor a hierro.


El pueblo sigue muriendo
por días, por horas, tan sólo
por tener ideales,
por no querer olvidar.

Y sin embargo
mañana
despertaremos sin nombre
sin pasado,
condenados a revivir la muerte.

Perdiendo los papeles...

on 28 julio, 2004

Esto no tiene nada que ver con lo otro. Ni nada que ver con nada más que con mi reciclaje mental (ver post de abajo antes). Qué quilombo. Qué importa.


En cualquier momento se presenta un vendaval y se me lleva quién sabe adónde. Y en el medio, volando, voy a encontrarme con una vaca, cómo no. Después un pez que se llame Nemo. Él no tiene la cupa de llamarse así.
Voy a aterrizar en el jardín de una viejecita con poncho y mecedora que toque la guitarra (la viejita, no la mecedora) y cebe mate en ruso, que escuche rock a la hora de la siesta, y jazz al atardecer. Me enseñará a tejer y a hacer magia con las manos. Taimen habrá un viejito que le cambie a escondidas el rock por Vinicius de Moraes (pero ella no se va a enojar, le gusta Vinicius) y un perro telepático como compañero.
Y después, después de todo esto, me voy a despertar.



PD: en la misma cama antigua, porque la viejita volvió a poner Led Zeppelin a la hora de la siesta.

Reciclaje mental I

Lo lamento mucho pero hasta que no haya posteado lo que escribí en las últimas semanas, no me va a salir nada nuevo. Ahora mismo me saco de encima estas dos cosas que me tienen harta, y sigo con la limpieza de papeles.

Cosa 1 de hace 2 semanas. Me voy a arrepentir de esto, seguro.

Yo ando así, y así también andan algunos. Con los bolsillos desfondados de lo viejos que parecemos, la vista nublada por este mundo falso.
Somos algunos muchos* despeinados, con la mirada fija cada tanto en un rincón del tren, o en la ventana, esperando que llegue de repente el día de hoy a sacarnos del pasado.
Somos algunos muchos que creemos en el todo, aunque no creamos en nada. Somos los que caminamos rápido durante horas para dar esquinazo a las tristezas. Porque no compramos parches para el corazón, pero tampoco nos dejamos matar por las heridas.

Y pasamos por la vida así, sin anestesia, presintiendo que lo único que somos es inciertos, pidiendo a gritos un alma de refuerzo.



* "Copyright": esta frase me suena de algo, si alguien la escribió que me lo diga así me avergüenzo, porque me suelen saltar frases o letras de canciones mientras escribo...que a veces no son mías. Per la duda, no me doy cuenta cuando pasa, me doy cuenta después, sépanlo. ¡Eh! ¡Un momento! A eso le llaman subconsciente colectivo...es lícito! Por'dio', tanto café no es bueno.

Y yo todavía despierta

on 27 julio, 2004

Ya está, ya elegí. Me quedo con la otra parte, la más chiquita. La que está llena de luz, esa de ahí. Si no me la quiere dar voy a tener que llamar a la encargada. No señor, yo no pagué por esto, y por eso lo reclamo. Lo reclamo, me escuchó bien. Por desgracia para ustedes leí la letra pequeña del contrato con el mundo, y sí que puedo elegir, no se hagan los boludos, deme la entrada, así voy yo misma. Ajá. ¿Así que no puede? ¿Por?
Qué pasa, ¿le comió la lengua el gato? Ahhhh es eso, no lo dejan hablar. No ve, debería dejar este trabajo, no le conviene. O a usted le gusta que no lo dejen hablar. Si es importante me lo tiene que decir, lo pone el contrato. Ahí lo pone, fíjese. A ver.
¿Que por esa puerta no es absoluto? Y bue, mejor, así se aprecia lo que hay. Lástima que se vuelva de golpe de vez en cuando, si fuera gradual todavía. Igual, déjeme pasar. No tengo equipaje, ¿ve?
¿No quiere venir conmigo? Anímese, no tiene nada que perder. Ya probó esta parte, y además se dio cuenta de que usted no está hecho para vivir aquí, para este trabajo. Vamos, deme la mano, rápido, antes de que se arrepienta. Para hacer esto hay que venir con impulso, si te ven con pocas ganas no te dejan pasar después. Pero sí, échele ganas. Vamos. ¡Vamos! Cuando diga tres, no tenga miedo, ahí hay luz, lo sabe. No mire atrás, y suelte eso, no lo va a necesitar. Parece increible che, tanto tiempo trabajando acá y todavía querer cargar con eso...¿Ya está? Mejor. Ahhh, qué linda sonrisa! Así sí. Bueno vamos. Un, dos...tres!

Ya sé que no es otoño*

¿Será que llegó el otoño? Se abrochó bien los botones del abrigo, cerró la puerta de casa y empezó a caminar. Una hoja seca cayó delante suyo en la vereda. Vio a lo lejos un remolino pequeño de aire, y sintió un escalofrío. Miró el cielo. Azul, despejado y con sol, pero triste entre los árboles dormidos. Se miró los zapatos. Observó sus manos secas durante un rato; manos de pianista, pensó. Y siguió caminando. Recordó que era domingo.
Se metió las manos en los bolsillos mientras pasaba por un parque donde conversaban unos chicos. Cuando llegó al puerto había algunas familias paseando al sol, barriletes, olor a praliné y perros sonrientes que jugaban con pelotitas rojas.
Y empezó a volver a su casa.
De golpe se sintió viejo y cansado, desilusionado, solo. Se sintió muy solo. Tenía 20 años. Revisó su vida con un vacío en el pecho. Una vida normal, poco arriesgada. Vio por primera vez que quizás ni siquiera había amado realmente. Se le hizo un nudo en la garganta. Pensó que pocas veces se había dado una oportunidad, o le había dado una oportunidad a alguien. Recordaba muchas cosas. En los pocos pasos que dio mientras pensaba en eso, tuvo tiempo de empezar a llorar como nunca lo había hecho. Lloraba por nada y por todo, le dolía demasiado el alma como para evitarlo. Y siguió llorando. Llegó a la puerta de su casa. Sin fuerzas se sentó en la entrada un minuto antes de que el último sol del día iluminara, en el suelo, un papelito gastado. Lo miró. Con la cabeza entre las manos, llorando todavía, leyó con dificultad: ¿Será que llegó el otoño?




*
Disculpen las molestias por el desajuste estacional. Estamos actualizando el sistema de catarsis.




Revelado

Un día de estos me revelo. Me paso del negativo al positivo, y ahí sí, abróchense los cinturones que vamos a despegar. Un día de estos agarro y me voy por ahí con mi mejor sonrisa, le pianto un beso al primer triste que se me cruce por delante y le regalo una canción suelta. O dos. Después voy a ponerme mi mejor vestido (que tendré que conseguir en algún sitio), y me sentaré a releer algunas cartas para llorar lo último que me quede. Cuando termine, voy a salir a la calle procurando no mojarme los pies con el charco, sin una lágrima más.

Tengo pensado ir a buscar a todos mis amigos, por donde anden, encontrarlos, llevármelos conmigo, meternos en el metro y organizar una revolución: vamos a jugar con los cansados, los aburridos, los tristes, a pintar colores con las manos en las paredes. Si no quieren, jugaremos entre nosotros. Vamos a bailar en los transbordos, a intercambiarnos los zapatos y a cortarnos el pelo como venga.

Después vamos a ir afuera, a tocar el tambor a la hora de la siesta. Vamos a gritar por la calle lo que se nos ocurra, por ejemplo, que la vida es sueño, que todo es mentira salvo la ilusión.
A los que lo odian todo, les vamos a dar un abrazo por sorpresa que los deje desconcertados, y van a terminar pidiendo otro.
Y cuando llegue el día siguiente, nos va a encontrar durmiendo en la calle, a tres metros del suelo, porque en el mundo de después no va a existir ni la fuerza de gravedad. Por lo menos para mí.

Nota desde ahora, actualizada: pasé mis últimos días de tristeza en esta etapa. Ya me compré el vestido (es violeta). Señoras y señores: se viene el revelado.

No, en la heladera no queda ni realismo ni nada, y no tengo ganas de salir a comprar. Ya se me pasará la locura; igual, no me importa.

H2O

on 26 julio, 2004
Mano blanca, día de luto. Los días de luto asumo que son tristes por derecho impropio. Aunque avisan cuando vienen, pero igual, se toman las 24 horas y no hay manera. Entonces me acomodo en la tristeza, me sujeto fuerte para que la ola no me lleve, y espero su llegada. Cuando me alcanza viene con recuerdos, errores, posibilidades, incluso palabras. Y yo dejo que pase el temporal. Aprendí a ser más paciente, es la única manera de no ahogarme. Si asumo que sólo por hoy estoy triste, me sobrevivo, me hago más ligera, más transparente. No se trata de flotar, sino de dejar que el agua pase a través y no se te lleve. Si te comportás como el agua, el agua no te arrastra. Hasta que se va.
Y por todo eso, cuando amanezca mañana no voy a ser la misma; porque hoy soy como el agua.



Fue ella

on 25 julio, 2004
Me miró y dijo: semo' loco' y estemo' armao'...con palabras, oiga, que es lo más peligroso que haiga. Dije haiga, te avisé que estaba armada.

Cuento de Sur

on 24 julio, 2004
Un día Sur se encontró con Norte, y mandaron a la mierda a los cartógrafos del rey del mundo, que se empeñaban en decir que no era posible.

(Cabe añadir que en realidad no hubiera sido posible sin la ayuda de Este y Oeste, que se intercambiaron lugares para despistar a los expertos) Pero eso, los cartógrafos incrédulos no lo supieron nunca.

Así nomás

No pienso abandonar acá. De todas formas ya crucé la línea, salí del tablero sin verlo venir.

Lloré, pataleé al principio. No es algo que se acepte así nomás. Grité, reclamé justicia, perdón, comprensión. Pero todo eso no es más que lo mismo a lo que ya no pertenezco.
Sólo son dados, y yo no tengo cubilete. No me hace falta.

Estoy fuera y me miro: tengo miedo, hace frío, está oscuro.
Me veo así, vulnerable a la nada que me rodea. Mientras, de ahí dentro salen risas, carcajadas, y llantos desesperados también. Ahí todo el mundo se entretiene con algo.
Pero yo ya salí, no puedo volver a entrar, ni quiero. Prefiero esto.
Este silencio zumbante, este despertar frío y agridulce, que parece ir cambiando de tonalidad allá a lo lejos. ¿Dónde es allá? ¿Dónde es lejos? No existe.

Sé que en esta infinita oscuridad luminosa, en este flotar el vacío, hay más partes de lo mismo que saben lo que yo sé. Saben que no sabemos, sólo somos.

Y ya no grito, no pataleo. Mi llanto se ha vuelto silencioso.
En silencio espero que flote mi conciencia hasta la luz. Porque la luz existe, lo prueba la oscuridad. Y el calor existe, el frío lo demuestra. Tu existes. Lo demuestro yo, y tu no-presencia.


Cada vez que hablo

on 20 julio, 2004
De mi boca a todos, a mí. Cada vez que hablo, que río, que puteo, todo eso se transforma en algo que ni yo conozco, pero de lo que soy responsable.
Las palabras pronunciadas tienen más poder del que imaginamos. Una palabra llena de día, trae luz. Una palabra dicha oscura, trae oscuridad.Y van mutando. Se deslizan de boca en boca, quiénsabe qué desencadenarán.
¿Qué pasaría si todos a una, a la hora señalada, dijéramos "paz" en voz baja (los oídos del mundo son muy finos)? No se sabe, de momento nunca nos pusimos todos de acuerdo. En qué idioma es lo de menos, porque lo que vale es el sentido que le damos, no cómo lo pronunciemos. Estaría bueno probarlo.

Paz

Nota para mi conciencia

Si digo "español" y "argentino", por llamarles de alguna manera, es para diferenciar dos formas de usar un mismo idioma (o algo muy parecido). Qué importan las etiquetas. En España hay un montón de lenguas más, no es que exista el "idioma español uniforme", aunque sí haya un estándar.
Se habla catalán, valenciano, euskara, galego...muchas lenguas. Yo hablo una mezcla extraña de argentino materno y castellano de mi entorno (catalán también) que me hace sentir de ningún lado en concreto y de los dos a la vez. Nada más.

Del blog de Tina (http://aliastina.blogspot.com)

on 19 julio, 2004


URGENTE Dadores de sangre



Los jodo para manguearles un chiquitin de sangre para la mamá de mi xuñada Carla, que la operaron del corazón y necesita 30 (treinta) dadores.

No conseguimos y se nos está haciendo dificil la búsqueda. Hasta ahora somos 3 en la familia que podemos dar.

Los lugares para dar son varios, hay por:



* Estacion Lasalle del ferrocarril Urquiza

* en Olivos

* Morón

* Moreno

* Capital



Por favor les pido si me ayudan a hacer la cadena les paso las indicaciones para el que pueda y quiera:



El que done puede presentarse habiendo ingerido alimentos sin grasa (te, café, mate, jugos, galletitas de agua) No puede donar el que haya tenido: sífilis, paludismo, brucelosis, hepatitis, chagas o HIV +. Peso mayor a 50 kilos, si tiene tatuaje que se lo haya hecho sí o sí hace más de un año.

Edad entre 18 y 65.

Si alguien quiere postear este pedido en su BLOG, se los voy a agradecer desde el alma. Tengo mil quilombos que no me dejan pensar, crear, ni jugar en el blog. Les dejo un abrazo. Los extraño. Volveré y sere millones.



Update



Cualquier tipo de factor de sangre será bienvenido.

El tel para consultas es el del Centro Regional de Hemoterapia Sarmiento: 4666-9898



La direccion para donar el el centro es:

Zona Capital: Ciudad de la Paz 810

De Lunes a Sabados de 8 a 12 hs.



Lineas colectivo:41/42/57/59/60/63/67/68/151/161/168

TRen: Linea Mitre, Estacion Colegiales

Subte Linea D: Olleros



Mil Gracias, en serio.



Lo dijo: Tina (16 de julio 2004)



Del blog de Tina: http://aliastina.blogspot.com











---

Espero que sirva de algo, donar un poco de sangre no cuesta nada.

Próximamente

Versión Original Supuestamente en Español; escrito en argentino y español todo mezclado.

De los guionistas de Apologise Now, De Nuevo Reinas, y Matrix Devolution IV, llega el blog que nadie esperaba: otro más.
Producido por los hermanos Katarsikoff (Los Lunes Él Solo, El Gran Tchaikovski ) y la Dream Corporation United Altogether (2001 Una Odisea muy Despacio, Con Tacto, Star Trekking ), un blog de pequeña expresividad y bajo presupuesto, para disfrutar en familia. No apta para menores de 18.

Banda Sonora Original del Blog (ya en su propia Kazaa): Miles Davis, Gomez, The Beatles, Sonny Rollins, Led Zeppelin, Queen, la Radio mismamente, Johnny Hodges & Duke Ellington, Vinicius De Moraes, Maria Creuza y Toquinho. Colaboración especial de Grapelli, Simon & Garfunkel, Bob Dylan, Ella Fitzgerald & Louis Armstrong (todos juntos).

Próximamente en su pantalla.