on 28 octubre, 2004


El césped [y otros re-lates]



Después de todo lo que pasó, pasa. Pasa que estoy sentada al pie de una columna de cemento, en suelo de cemento delante del césped. Verde como este día, que en el fondo es azul. Pero no importan esas definiciones, la cuestión es que estoy. Y escribo esto y digo algo, aunque no se muy bien qué. En fin. Énfin. A saber dónde. He descubierto estar conmigo, sólo con mí y mis letras, y mis fondos de cuadrados, mis relojes rotos, esos que no uso. Y los anillos dejados en herencia de amistades, creo, y lo que no llegó pero llegaba y no fue. Se esperan chaparrones por el noroeste, eso lo sabe todo el mundo. Acá al lado cantan Let it Be. Qué lindo, hasta con bongo. Y pasa un helicóptero. Y todo, incluso los árboles, se confabula para que yo (centro del microuniverso con mi nombre) sonría. Estoy incompletamente entera, y estoy bien.



---> [Propaganda/sponsor aquí, llame para pedir precios y duración del anuncio]





5.10.04
escrito en el césped de la universidad anónima


"Nosotros no somos nosotros. Sólo somos un reflejo del reflejo."



Y después de eso sólo te queda el solo.

on 26 octubre, 2004
Tanto escribir

andar, dormir

tanto todo

y resulta que no

hay más

que escribir, andar

dormir

y todo lo demás.

-Cero no cero; esa es la ecuación.







on 25 octubre, 2004
Confirmación de una hipótesis



Hoy fui, la agarré y le dije: escuchame hipótesis, necesito que me digas ya, si sí o si no. Ella, como siempre dijo "ahhhhh" con ese tonito de "ns/nc" que las hipótesis heredan. Es genético, ya sé, pero igual me enoja.

La cuestión (como ya dije) es que me dijo: "ahhhh". Pero a estas alturas (30 m. sobre el nivel del mar, para más datos) una no está para esas cosas.



-Hipótesis, no te hagas la boluda, a vos te hablo. Vamos que pierdo el metro, necesito que confirmes. Y si no, no, pero decí algo.



Y la hipótesis nada, ahí clavada. Le compré caramelos de frutas, se los comió todos, le compré flores...también se las comió, y al cabo de un rato, cuando parecía que iba a hablar, abrió la boca y...no se le entendió nada porque los caramelos eran de goma pegajosa, y entre eso y los pétalos sin masticar... Creo que fue un sí, de todas formas.





pd: si no lo han probado, no saben lo que cuesta lavarle los dientes a una hipótesis. Encima muerden.

on 24 octubre, 2004






Tarde sostenida de viento

y un cielo que espera

para encontrar el ocaso.

Camina.













a tiempo



Abrir la mente. Soñar despiertos, andar descalzos.



Abrir los ojos. Ver la miseria, ver a los muertos; la injusticia. Ver guerras, luchas y oposiciones. Opresiones. Y no querer ser parte de eso.

Ver muros, gritos, negaciones, odios, rencores. Comparaciones. Compras y ventas, llantos, caprichos, pena.



Abrir la boca. Decir tu nombre, tu nacimiento. Asimilarte, saberte viva. Aceptarlo.



Abrir las manos y volver a tomar el mundo, llorando, pero con los ojos abiertos.



Oir. Los gritos, los sermones, los consejos. Oir reproches, oir sarcasmos. Oir estupideces.



Tocar el suelo y el aire. Tocar la suciedad y la riqueza. Sentir el todo.



Abrir el corazón hasta que se llene de universo.



Saber sentarse a tiempo, retirarse a tiempo, volver a tiempo. Ver y hablar, escuchar a tiempo. Para no perderte. Para cumplir con vos.

Alguna vez elegiste: seguí. Adelante o adelante, no se permiten bajas.



on 22 octubre, 2004
Image Hosted by ImageShack.us

on 21 octubre, 2004
¿Quién se perdió en Buenos Aires?



Hará unos dos meses me estaba por ir a dormir cuando de golpe me sentí como si hubiera estado perdida en Buenos Aires de chiquita, cerca de una avenida a la noche. Algún árbol y luces, ruidos y el viento. Fue esa sensación muy especial, como los recuerdos que te asaltan por sorpresa, perfectamente nítidos y razonables. Sólo que nunca estuve en Buenos Aires de noche, ni de chiquita, de eso estoy absolutamente segura. Ni me perdí. Pero la percepción fue una sola sensación que contenía todo eso. El "recuerdo" vívido, la sensación y las imágenes. Muy raro.



Hace unos días me volvió a pasar. Pero esta vez fue diferente. Estaba colgando la ropa al anocher y me sentí en un pueblo, con las montañas contra el cielo, el fuego, el silencio especial del campo y ese sentimiento de melancolía y de desamparo que me agarra cuando estoy en el campo (ahí sí estuve, pero parecía otro lugar). Aire, también del campo, todo desde mi balcón con olor a smog y luces de ciudad, y ruidos de bocinas y televisores de los vecinos. Casi como cuando un día navegando por internet sentí sabor a paté en la boca, así nomás, leyendo un cuento (que no hablaba de eso) después de lavarme los dientes. Y hace años que ya no como más paté.



O unos cuantos meses atrás en clase, escuchando a mi profesora que hablaba de Rusia y las revoluciones, me vino a la boca sabor a yogur de vainilla. Cucharada a cucharada, era un yogur de vainilla. Tampoco se explica, acá no los vendían todavía.

Me pregunto (aunque casi tengo la certeza) si alguien más vive conmigo desde otro lado, o quizás soy yo, desde otras vivencias, que me hago compañía y me doy datos curiosos.

on 20 octubre, 2004
Hubo una vez un hombre que decidió que sí. Y así, sin más, de la noche a la mañana, se volvió optimista. Se levantó y se sintió algo raro. Sonrió. ¿Cuántos meses llevaba sin sonreir? Entonces fue a trabajar con esa gran sonrisa, los ojos brillantes y sin corbata, porque le apretaba la garganta.



-Niemetzki, ¿qué hace sin corbata? Las normas de la empresa...

-Sí.

-¿Sí? Bueno, entonces póngase la corbata, nos va a dar mala imagen, sabe que hoy hay una reunión importante y...

-Sí -dijo Niemetzki, mientras miraba por la ventana y pensaba que, en efecto, hacía un día hermoso.



Claro que no recordaba haber tenido esta conversación con el gerente. Cuando llegó a la sala de juntas sin corbata, nadie se lo tuvo en cuenta. Estaban demasiado entretenidos en escandalizarse porque no llevaba zapatos. Mientras, él, sonreía alegre. Vio muecas de desaprobación, voces incómodas. "¿Cómo se le ocurre?"



-No es para tanto -dijo: podría haber sido mejor.

Memoria de termo (a-estática)



Borrón y cuenta nueva. Pero sobre todo borrón. Pero sobre todo pero. Siempre pero, siempre siempre. Muy bien, la situación es esta: no estoy, pero estoy cansada. No estoy cuando hablo, no estoy cuando me hablan, no estoy cuando estoy. Un pie en cada mundo. ¿Cuál es el otro? No se muy bien, es "el otro". Donde entiendo sin pensar, donde soy y nada más, donde estoy en todo, siendo yo parte y plenitud. No me explico: veo borroso. No sólo de lejos, de cerca también, y a un centímetro también. No con los ojos. Me gustaría estar a un centímetro...Y no es que sea tonta y necesite un consuelo, pero me aliviaría saber que no soy la única. De hecho no lo soy, ya sé que no, sería tonto pensar lo contrario. Pero nadie que no sea la única me da la mano. Es increible, asusto a la gente. también me asusto a mi, a veces.

Vamos a ver. Eso, me gustaría, ver. Y mirar. Y sin embargo desvío la mirada, siempre hacia otra parte, siempre hacia adentro.

"Llegas a este mundo que no entiende nada sin palabras, casi sin palabras", dijo Porchia. Gracias, compañero (y me tomo la licencia), me siento menos sola cuando me siento sola sin motivo. Así estoy. Casi sin palabras en un mundo de palabras. Y no sirven estas para expresarlo, para decir este todo sin palabras. Igual lo necesito. Decir, escribir, contar, expresarme. Aunque esto que hay acá no sea toda yo, sino un pedacito de los muchos que me componen. Fragmentaria, fragmentada, siempre aspirando a la totalidad. Acá no se puede, no se entiende, no cabe.

De todas formas son las 2 de la mañana y estoy buscando textos sobre inmigración. Mañana me levantaré a escribir el discurso (si, de mentirita tiene que ser), viajaré una hora, cuando en realidad lo que quiero es dormir, dormir y soñar más todavía, volar más, hacer magia. Pero no. Viajar en tren, levantarme caminar. Basta che. ahh el Che...gracias Che.



on 19 octubre, 2004




Ejercicio tonificante para dedos (ejercita el indicador superior, el uñoides y los señaladores inferiores y laterales. Recuerde precalentar antes y estirar después).





Pasos a seguir:





Cliquee aquí una vez por semana--->21.0


Ecos futuros



Unas manos que acarician el pelo de alguien que duerme. No despiertes todavía, el rayo de luz se filtra por la ventana, sol de mediodía, aire de espacio fluyendo sin pausa. No despiertes todavía, que falta sol y falta luz, espera que yo lo traiga, descansa mientras tanto, tu que puedes, antes de abrir los ojos al vacío. Infinito, vida, olor a tierra fría, mundo y personas, pasos de cebra en centros de ciudad, humo y gente que corre que se abriga y huye eternamente de si misma. Rápido, no te apures vas a llegar tarde a ningún lado, donde trabajas. Pero espera, eso no existe, ni yo, y las dos inexistencias se vacían, se completan, se transmutan a algo más palpable, como los noticieros de fin de semana que emiten catástrofes y dolores mundiales, sangre y fuego, aire negro y alaridos. No quiero eso, no sirve que yo llore, no sirve mi agonia, ya hay bastante, paren. Si se puede hacer algo, que se haga, lo demás no sirve de nada, gritar no sirve de nada si el grito es silencioso y hacia adentro, si nunca pasa la línea prohibida del firmamento oscuro. No llores, no gastes tu energía, no desaproveches la ocasión de estar al dia, vive. Y grita. Y el sol asoma por el balcón, se vuelve a hacer de día, no significa que mañana lo sea, no, pero hoy vuelve. No despiertes todavía es muy temprano para el alba o el centímetro de frío, el tratado sobre un master en tribulogia.









(y no, yo tampoco tengo la menor idea de qué significa tribulogía, ni mucho menos un master en eso.)



pd: acabo de descubrir (g g, gran google) que tiene algo que ver con la mecánica de fluidos. No tenía ni idea. "Viaje a las profundidades de la mente -de Ute-", el famoso libro de Isaac Asimov.

No hi torno mai més

nunca mais

never more

niekogdá

no.



Porque ya no valen los mismos miedos que antes,

ni las caricaturas

ni la felpa

y no vuelvo por siempre,



mientras tanto

gire el mundo

viva yo,*

voy a seguir por donde ando,

no me importa

el no retorno:

ya ha sido cruzada la línea.









*(no es una exclamación)



on 17 octubre, 2004
In memoriam



[Aquí vivió un post. Nacido el 16 de octubre del 2004, murió de aburrimiento el 18 de octubre del mismo año. 19 a la madrugada. Sus tres comentarios lo recuerdan con amor.]









dios, dónde venden creatividad.



...igual no la compraba.

on 16 octubre, 2004






Graffiti para un muro de cemento: aqui no hay muro.







(voy volviendo, aunque el blog se resista a tener un template como la gente)

on 14 octubre, 2004
"That's me in the corner
that's me in the spotlight, losing my religion
trying to keep up with you
and I don't know if I can do it
oh no I've said too much
I haven't said enough..."
R.E.M. Losing My Religion



Brisa suave que acaricia la ciudad del llanto,

cerrada a cal y canto

imperturbable y pura en su noche marrón.

Como un ala rota de mariposa,

inevitable, el terror o el miedo,

inevitable la voz del no

y el silencio del sí.


Las masas oscuras que esperan al acecho,

aceras sombrías,

dragones perdidos.


Pero amanece así, tarde o temprano,

y la brisa trae el sol y la kalima de invierno.

Inexplicable.


Pero amanece en la ciudad.
_____________________________________________
Y la canción de arriba es porque ya van dos veces que suena en mi equipo y la sigo cantando...será comercial, pero me gusta.
Aparte estoy bastante asocial úlimamente. Bastante mucho.
on 12 octubre, 2004


y si...



Ese sentimiento tan frío y tan solo a veces. Ese que llega a llamar a la puerta y la congela mientras se abre para que pase la tristeza, y la luz se atrinchera en la parte de atrás. Pero muchas veces mis palabras me acompañan, porque están en mí, porque con mis silencios (no las no-palabras, sino los silencios de verdad), son yo, nada más que por eso. Estas cosas que no tienen mucha forma, y que una vez dichas ni me pertenecen (nunca lo hicieron) ni les pido cuentas.

Estoy conmigo en todo su sentido, ni más ni menos, sólo sabiendo que puedo conversarme, que puedo escribirlo, puedo dejar que fluya lo que siento y se lleve lo que viene para irse. Es lo único que sé; que me hago compañía (no siempre, pero sí).



nota al pie (también a la mano, no discriminemos) : creo que voy a hacer algunos cambios.

nota a la mano (al pie también): efectivamente, temporada jodida.

on 11 octubre, 2004
Había una vez dentro de mucho, mucho tiempo...



Hubo una vez un futuro lejano y hermoso. Pero nadie lo quiso llevar consigo hasta el presente, y murió de olvido. Se volvió transparente y opaco (según el punto invisible con que se mire). Y hubo quien nunca lo vio. La leyenda cuenta que todavia existe, sólo para quien sabe ir a buscarlo.

on 10 octubre, 2004
Image Hosted by ImageShack.us



Luces de noche

foto de sábado



Image Hosted by ImageShack.us



Maizinha. No se qué significa, pero era el nombre de la nube. Y un balcón con vistas al cielo.

on 09 octubre, 2004
La idea principal era otra (eso confirma que me gusta llevarme la contraria), aunque al final no salió, y le tomé cariño al coso este : 21.0



Ahí voy a postear cosas sueltas que se me ocurran, ya veré. Sin aperturas en las interrogativas, sin acentos cuando se sobreentiendan y no haga falta, sin RAE ni (espero) autocensura. Espero.



actualización: se pudo :)

manos

manos





Y si no llegasen a ser

las manos que espero

transparentes, cálidas

manos de aguacero y barro,

manos seguramente lastimadas,

que no sepan de armas ni maldades



(manos buenas, simples,

manos magas,

que desprendan esa luz

y vengan

a encontrarse con las mías)



Y como las mías fuesen,

fuertes y sinceras,

manchadas de tinta



Si no llegasen

a ser esas

las manos que yo espero,



(para sostenerme

y evitar futuras caídas,

para propagar

esperanzas de presente,

para cuidarme)



bastan mis manos



Y sobra para compartir.



on 08 octubre, 2004


Estoy leyendo y de repente quiero ser mar, viento taza de porcelana o luego. Sí, "luego". Y quiero ser agua, tierra y piedras, amarillo, verde, naranja. Color sin color y hasta una nota. Mármol, vidrio, voz de alguien, pierna, mano, libro y telgopor...no, telgopor no, contamina. Cámara de video, pez de colores y fondo de arena.Y quiero ser flor, huella y ayuda. Quiero ser siesta y despertar, también sangre, suelo, vida. Quiero ser quiero y me doy cuenta de más quieros, pero mejor no los digo.

Y ahora que dije lo que quiero, quiero no querer serlo, porque ya lo soy.


¿Un sueño de papel, existe? Por supuesto, igual que el de cemento armado, está ahí. Pero sin armas, sólo (y tremendo) papel.

Basta con mirar en el fondo de un charco de luna, de un día de agosto (o noviembre) para descubrir que ahí se desharía. Y eso pasa con los sueños, se deshacen como papel mojado cada vez que despertamos. Quedan las letras, flotando en el charco. Invisibles.


on 02 octubre, 2004
El ciclo de reencarnaciones del que hablan muchos, si es que existe, no parece limitarse a la duración de nuestro organismo y su nacimiento o muerte físicos. Dentro de una sola vida, con el mismo cuerpo hipotecado (siempre sale ganando el banco, me parece) también nos revivimos. Si no fíjese en mi, que así como me ve, todavía estoy volviendo de mi primera muerte de esta ronda. Se nota, ya sé que se nota. Y como me toque otra parecida la próxima vez, me muero.





pd. odio decir ronda, aunque no odie nada.

on 01 octubre, 2004


Escrito en verano, posteado en otoño (no ha vuelto a pasar)*





Hoy cuando prendí el ordenador se veía todo en blanco y negro, y no hubo manera de arreglarlo. Qué raro, pensé. Cuando me serví el café con leche, también estaba en blanco y negro. Y mi hermana, y mi hermano peludo, y mi imagen en el espejo estaban en blanco y negro desde que me desperté. Puse el disco azul de los Beatles y cambió todo; ahora era azul. Busqué alguno de colores, pero no tenía. Me pasaron "Yellow" de Coldplay, y de vuelta, ahora todo amarillo. No había manera.Y ya por entretenimiento probé con Deep Purple, "Live in California, 1976". Resultados profundos... Seguí entusiasmada, más que nada por el ritmo y por las dos tazas de café con leche que llevaba encima. Cambié el disco antes del infarto. Puse Kind of Blue de Miles Davis, pero para desconcertar elegí "Blue in Green" (jeje) y fue lo mismo, a dos colores. Después se pasó a "All Blues", y casi me da un ataque de relax. Pensé, ojalá tuviera la música de la Pantera Rosa...Para salvar la situación, y por mi estabilidad mental, después de buscar en los míos, miré entre los cds que mi hermana ya no usa desde hace tiempo. Y encontré a Mariah Carey: Rainbow. Nunca imaginé que iba a alegrarme de escuchar eso, pero menos mal que ya veo en colores y no tuve que recurrir a remedios extremos. Si esto es como parece, aunque sólo sea en días señalados que toquen a suerte, cuando llegue el invierno y me pase lo mismo voy a poner Summertime, a ver si funciona.





*el personal redactivo y redactante de v.o.s.e. anda escaso de ideas. Desde el post de ayer, y de ahora en adelante, se procederá al reciclaje hasta que vuelva la inspiración.