Coincidencias

on 10 noviembre, 2010
El domingo pasado, Ute tenia calor. Mucho calor. Y recordaba con cariño los nísperos que tenia el abuelo de una amiga en su terreno alla en territorio español.

Ute salio a la vereda y vio un cartelito en la ventana de un vecino

VENDO MISPERO

Curiosa, se acercó a ver que era eso que sonaba tan parecido a nísperos.

Y por 10 pesos se llevo 3 kg de nisperos cultivados en el jardin de un viejito que decidio abrir negocio sin notificarle a la hija, que seguia preguntando sorprendida: de verdad querés comprar nísperos?

2 comentarios:

Polanesa dijo...

¡Uy, qué bueno!

Yo comía nísperos en la casa de la abuela de mi hermano, cuando vivía.

Era ir para el asado dominical, jugar al fútbol en el parque y arrebatar nísperos!

Qué épocas...

Snif!

Ute dijo...

Parece que los nisperos crecen unicamente en las casas de los abuelos de alguien que no somos nosotras!

Sigo teniendo nísperos en la heladera. Alguna receta?