cuento de la luna

on 20 diciembre, 2010
Y hablaron las mujeres: nosotras, las mujeres, regidas por la luna
vemos subir y bajar el ritmo de mareas
dentro de nuestro cuerpo, de nuestros corazones. seguimos sus instintos. llenamos de universo nuestro vientre
para volver a nacernos a nosotras mismas,
con el alma mas larga, con los dedos curtidos de tejer independencias.
Estamos intentando
hacer lo que podemos.

Tambien hablaron los hombres:

solsticio luna eclipse
nosotros tambien
hacemos lo que podemos

Y la luna no supo quien le hablaba: eran todos lo mismo.

4 comentarios:

Polanesa dijo...

Aunque no tenga nada pero nada que ver, me hiciste acordar algo que leí de Bukowski. Decía: "Como escritor, tengo problemas para leer las cosas que escriben los demás. No me dicen nada. Para empezar, no saben cómo poner una línea, un párrafo, en la página. No tienes más que mirar el texto impreso, de lejos, y ya te parece aburrido".
En fin, muy Bukowski. Me causó mucha gracia la última frase. Porque es verdad, a veces un texto me produce curiosidad por su estética más superficial.
Y cuando me acuerdo de pasar por acá, me pasa eso. Me llama mucho la atención de lejos, y de cerca no me decepciona porque no se contradice, lleva el mismo ritmo.
Qué se yo, tal vez suene estúpido, jaja, pero me encanta esa armonía entre lo que parece y lo que es.
Además me gustó mucho este texto en particular.
Saludo!

Ute dijo...

Polanesa: me encanta que te encante eso que vos decís armonía entre lo que parece y lo que es. De veras, gracias por tu comentario, y gracias por pasarte cada tanto por mi mundito :)

Cako dijo...

"Y la luna no supo quien le hablaba: eran todos lo mismo."
Claro que sí, y me permito agregar que no solo le parecemos todos lo mismo, sino que es totalmente indiferente a nosotros, no solo ella la luna, sino el universo entero.

Ute dijo...

Cako: nosotros somos indiferentes a nosotros mismos? :)
gracias por pasar